Los vegetales son para todos

Los superalimentos y sus propiedades nutritivas

El consumo de vegetales es una necesidad no solo en los más jóvenes sino que en todas las etapas de la vida. Ingerir las cantidades suficientes de verduras ayuda a tener una vida sana y una dieta equilibrada. Los requerimientos y beneficios que aportan son muchos y difieren según la edad y la actividad que la persona realice.

Niños

Las verduras se deben introducir en la dieta de un niño entre los 5 y 6 meses, generalmente en forma de compotas u otras comidas hechas en casa a partir de vegetales frescos, congelados o enlatados. Es importante enseñarle al niño a comer comidas con distintos sabores y texturas desde una edad temprana para que se acostumbre desde pequeño a una dieta variada. De esta forma se busca minimizar la tendencia de los niños a rechazar los vegetales. Una buena forma de lograr que los niños se vean atraídos por estas comidas es prepararles distintos vegetales de colores atractivos que les llamen la atención. Esto resulta además muy conveniente ya que logra que la variedad de nutrientes consumidos necesarios para su desarrollo sea mayor. Los vegetales también ayudan a la prevención de diversas enfermedades infantiles como pueden ser la diabetes, el colesterol, trastornos digestivos o cáncer.

Adultos

Para los adultos las verduras son muy importantes ya que contienen los elementos nutricionales necesarios. Su consumo suficiente sirve para cubrir las necesidades cotidianas de fibras, vitamina C, vitaminas del grupo B y vitamina A. Además, proveen un aporte calórico razonable para el nivel de actividad de una persona adulta promedio. Es por esto que resulta tan importante fomentar el consumo de vegetales, en todas sus formas, en las personas adultas. Su consumo también contribuye a la prevención de enfermedades como el cáncer, diabetes tipo 2 y las enfermedades cardiovasculares.

Embarazadas

Las verduras contribuyen a cubrir las necesidades de vitaminas, minerales y fibras necesarias en el embarazo. Durante los dos primeros trimestres del embarazo, los valores de nutrientes necesarios aumentan paulatinamente, mientras que en el tercer trimestre este aumento se da en forma abrupta. Los vegetales juegan un rol clave ya que cuentan con ácido fólico, vitamina que interviene en el proceso de división celular y desarrollo del bebé. Las mujeres embarazadas deben seguir una dieta equilibrada que les proporcione todos los nutrientes necesarios para el correcto desarrollo del bebé.

Personas mayores

Los problemas que se pueden manifestar en personas mayores debido a deficiencias en la alimentación son muchos. Los vegetales son muy importantes para su alimentación ya que les aportan los nutrientes necesarios. En particular, la ingesta de legumbres resulta muy conveniente por su alto contenido de fibras que previenen la constipación frecuente que pueden sufrir las personas mayores. En esta etapa de la vida el apetito disminuye, así como también las necesidades calóricas. Dado que los vegetales son alimentos con un contenido calórico muy bajo, se deben privilegiar los vegetales con alto contenido de nutrientes. Las verduras congeladas presentan ventajas que resultan muy prácticas como por ejemplo no necesitan limpiarse ni pelarse y pueden cocinarse rápidamente.

Deportistas

Llevar una vida sana es sinónimo de alimentación saludable y ejercicio físico. Los vegetales son alimentos reguladores indispensables en cualquier dieta, especialmente, en la de los deportistas. Las personas que practican deporte tienen que tener muy presente la importancia de estos alimentos sobre su salud y sobre el rendimiento físico. Un déficit de verduras puede provocar calambres, tensiones musculares o cansancio elevado. Las verduras aportan nutrientes como las vitaminas y los minerales, esenciales para el cuerpo humano ya que este no es capaz de producirlos por sí solo. Desempeñan un papel fundamental en los procesos de preparación y recuperación del organismo ante cualquier actividad deportiva y mantienen y reparan tejidos corporales.